A diferencia de los sectores anteriores - el Ábside, el Pasaje o la Sala de los Toros – el Pozo sólo agrupa un número limitado de figuras. Se cuentan ocho en total. Cuatro hacen referencia al bestiario (caballo, bisonte, pájaro y rinoceronte), otras tres al registro geométrico (puntuaciones y signos en corchete). En el centro de esta composición, una representación humana llama toda la atención.
Se observa sobre la pared de la derecha un caballo y sobre la de la izquierda las otras figuras agrupadas alrededor de 3 m2. Este dispositivo, célebre por su potencial narrativo, es uno de los raros ejemplos donde la animación de los sujetos y los temas solicitados muestran un episodio especial que deja suponer la posibilidad de la interpretación de un mensaje, de ahí el nombre de “Escena del Pozo” otorgado a este panel.

© Ministère de la Culture/Centre National de la Préhistoire/Norbert Aujoulat
El Pozo