Los elementos más antiguos de la fortificación han sido documentados de forma puntual en las tres fachadas de la ciudad, en el ángulo sureste, al sur y al norte. La construcción de esta primera muralla es contemporánea de la implantación del establecimiento comercial etrusco y puede ser situada en los últimos años del siglo VI antes de nuestra era.

Reposando directamente sobre la arena, esta construcción tiene un grosor variable, entre 2,5 metros y 3,70 metros : puede consistir en un muro simple, o en dos o tres muros adosados. Es probable que este muro de piedra tuviera una elevación realizada mediante ladrillos de adobe.
Las obras anexas actualmente conocidas se localizan frente a la zona portuaria, en el sureste : torre de ángulo monumental T1, puerta P1 y bastión T2 ; una pequeña abertura, la poterna P3, permitía el paso de peatones entre la playa y la ciudad. Al norte, la puerta P5 constituía probablemente un pasaje hacia el interior del territorio.Hacia el año 475 antes de nuestra era, una reparación puntual, elevada rápidamente, sigue de forma inmediata a la destrucción de las casas etruscas.