El descubridor del yacimiento de Lattara

Después de los trabajos pioneros de Henri Prades, los cuales mostraron la importancia del yacimiento de Lattara, el Estado, entre 1974 y 1978, compra diversas parcelas que contenían una parte de la ciudad antigua y un edificio situado a proximidad ; el Consejo General del Hérault y el municipio completaron estas adquisiciones. Al borde mismo de la excavación, fueron inaugurados en 1968 el Museo Arqueológico Henri Prades y el Centro de Documentación Arqueológica Regional (CDAR), concretizando así la voluntad por parte de las instituciones y colectividades locales de perennizar y desarrollar la investigación arqueológica y su valorización.

Mencionada ya en escritos de historiadores de los siglos XVII y XVIII, la ciudad de Lattara, conocida en los textos antiguos, es localizada por primera vez en Lattes a inicios del siglo XX durante unas prospecciones pedestres.
Sin embargo, se debe esperar a inicios de los años 60 para que el yacimiento de Saint-Sauveur sea al fin perfectamente identificado.

Durante el otoño de 1963, la parcela agrícola se trabaja en profundidad : diversos millares de vestigios arqueológicos salen entonces a la superficie. Henri Prades, maestro en Montpellier y arqueólogo, efectúa dos sondeos que confirman así la riqueza del yacimiento. Emprende entonces otras exploraciones hasta finales del año 1964, fecha en que la parcela es cultivada de nuevo con vides. Seguro de sus descubrimientos, prosigue sus trabajos de terreno alrededor del yacimiento ; durante esta época se enfrenta por primera vez a vestigios relacionados con la actividad portuaria de la ciudad. A finales de los años60, las intervenciones se multiplican, siguiendo la urbanización creciente del pueblo de Lattes. Diversas excavaciones son realizadas en varios barrios y confirman las primeras impresiones de Henri Prades. En 1974, publica, junto a Jean Arnal y René Majurel, una obra de referencia sobre la ciudad portuaria de Lattara, y enfatiza ya desde entonces el papel tenido por los Etruscos en la fundación de la ciudad. A partir de 1978, con el Grupo arqueológico Painlevé, concentra sus investigaciones sobre un sector próximo a Saint-Sauveur, el cual será mantenido como reserva arqueológica.

En paralelo a sus trabajos sobre el propio yacimiento de Lattara/Saint-Sauveur, H. Prades ha excavado diversos yacimientos pre- y protohistóricos, antiguos y medievales, en el propio Lattes, así como en municipios vecinos.

Henri Prades es, para todos, el descubridor del yacimiento de Lattara.