A partir de 1983, una excavación programada ha sido emprendida en el yacimiento que pertenece al Estado. Establecida desde sus inicios bajo la dirección científica de investigadores del UPR 290 del CNRS (en la actualidad UMR 5140—CNRS, Ministerio de Cultura, Universidad de Montpellier III, INRAP), ha sido proseguida hasta la actualidad bajo la forma de programas trianuales emprendidos desde 1986.

De entrada, el equipo ha decidido planificar sus intervenciones sobre el terreno bajo la forma de programas de investigación múltiples y paralelos, considerando en cada etapa problemáticas específicas, en un principio porque el yacimiento parecía tener una superficie importante, y a continuación porque las primeras intervenciones habían revelado una potente estratigrafía variando de 3 a 5 metros de grosor. De esta manera, a lo largo de los años, se han abordado temas complementarios, así como diversos, tales como la organización de la trama urbana, la red viaria, el urbanismo antiguo, el urbanismo reciente, la estratigrafía de la ciudad, las unidades de habitación, las técnicas constructivas, la fortificación y su evolución, las estructuras portuarias, la evolución durante el periodo romano, el medioambiente y el medio natural de la ciudad. En el año 2007 se ha realizado la 25º excavación programada en el yacimiento.