El uro sigue siendo la figura emblemática de Lascaux, sin embargo no es el animal que ha sido más a menudo ejecutado en las paredes de la cueva

© Ministère de la Culture/Centre National de la Préhistoire/Norbert Aujoulat