Estatua de guerrero de Lattes. Se distingue el cardiofilax que protege el torso y el ancho cinturón.

© UFRAL