Mostrando la convergencia de los ejes del urbanismo hacia el oeste (norte abajo).

© UFRAL