Los restos de aves, como la polla de agua, hallados en Lattes indican la presencia de extensiones en ocasiones de agua dulce en las cercanías de la ciudad. 

© Maison de la nature