Pequeño bronce de Nîmes con la leyenda VOLCAE AREC, acuñada con el nombre del pueblo de los Volcos Arecómicos, segundo tercio del siglo I a. n. e. 

© UFRAL