Horno de forja (350/325 a. n. e.), construido dentro de una cavidad rectangular, está formado por dos paredes laterales de tierra masiva y ladrillos sin cocer, cerradas al norte por un macizo de tierra. 

© UFRAL