En este caso, un mújol, encontrado en un suelo de habitación (300/250 a. n. e.).

© UFRAL