Vista del laboratorio de tratamiento de los datos. La célula de ceramología asegura, después de su lavado, el tratamiento de los fragmentos cerámicos (identificación, siglado, cuantificación, registro) antes de su acondicionamiento en los almacenes.

© UFRAL