Hoja de plomo sobre la que se han escrito en griego los términos de un contrato comercial (hacia el año 450 a. n. e.).

© UFRAL