Mortero, urnas aplastadas in situ, cerca de un hogar, en el ángulo de una habitación interpretada como una cocina (hacia los años 500/475 a. n. e.).

© UFRAL