Imagen ilustrativa
2
La réplica de la cueva

Un proyecto de máxima importancia

La Neocueva de Pont d’Arc: un increíble reto tecnológico, artístico y científico

Iniciado en 2007 por la región Ródano-Alpes y el Departamento Ardèche con el apoyo del Estado francés y de Europa, el proyecto de valorizar la excepcional cueva decorada de Puente d’Arc, llamada cueva Chauvet, tenía dos objetivos complementarios:

  • incentivar y dar a conocer al público general la herencia de nuestros antepasados prehistóricos creando la más ambiciosa réplica de la cueva decorada que haya sido jamás realizada. 
  • crear una dinámica de estimulación y desarrollo económico y cultural basado ante todo en la declaración de la cueva como Patrimonio Mundial de la UNESCO, lo que data del 22 de junio de 2014.                                                                                             

La Neocueva de Pont-d’Arc fue construida en las inmediaciones de Vallon Pont d’Arc, en el lugar llamado Razal (15 hectáreas). El sitio incluye cinco espacios complementarios: la Neocueva (el facsímil de la cueva), la Galería del Auriñaciense (espacio de exposición permanente), el espacio pedagógico, el espacio de exposición temporal, el espacio para eventos y el espacio restaurante-tienda. Los arquitectos diseñaron una estructura lo más discreta posible, diseminada con edificios integrados en la topografía del lugar y organizados en una sola planta: “una huella en el paisaje”. 

La Neocueva Pont d’Arc fue elaborada con el Comité Científico Internacional bajo la presidencia de Jean Clottes y el asesoramiento constante de tres miembros del equipo de investigación que estudia la cueva original: Jean-Michel Geneste (prehistoriador y parietalista), Jean-Jacques Delannoy (geomorfólogo) y Philippe Fosse (paleontólogo).
En la Neocueva la idea era sumergir al visitante en un ambiente subterráneo, fresco, húmedo y oscuro siguiendo las huellas de los descubridores de la cueva original, Jean-Marie Chauvet, Éliette Brunel y Christian Hillaire. El reto era descomunal: reproducir la cavidad auténtica con sus suelos, paredes, bóvedas; en total un paisaje subterráneo realista destinado a acoger los vestigios humanos y animales, así como las primeras obras de arte de la humanidad. Frente a la imposibilidad técnica de restituir íntegramente la cueva original, se identificaron con anterioridad sus elementos primordiales. A partir de la toma de datos digital en 3D de la cueva original, Guy Perazio y su equipo crearon una nueva cueva con un área de 3.000 m² y 8.200 m² de superficies desarrolladas (suelos, paredes y techos). Cada elemento fue presentado en un cuaderno de detalle con los datos en 3D, fotos y descripción técnica (colores, dimensiones, texturas, procedimiento de formación, referencias bibliográficas). 

Para lograr este reto tan complejo de crear la mayor réplica existente de una cueva decorada, se constituyó un extraordinario equipo humano, que reunía competencias industriales, artesanas y artísticas complementarias. 

Los jefes de obra del proyecto fueron los arquitectos  Fabre-Speller – Atelier3A , el paisajista  Franck Neau y la agencia  Scène, cuyos trabajos han sido conducidos por el grupo SOCRA-Campenon Bernard Régions del grupo Vinci Construction France. 

La síntesis y la puesta a punto técnica del proyecto fueron realizadas por Campenon Bernard Régions con ayuda del Service Méthode, del Servicio Topográfico, el Gabinete Guy Perazio y la empresa Créatine.

Las empresas Arc et Os (Alain Dalis), Création Graphique (GillesTosello) y Déco-Diffusion realizaron las escenas decoradas. Estas escenas se insertaron en la cueva reconstituida de 8.200 m² creada, moldeada, soldada y coloreada por las empresas Freyssinet-Cofex-AAB. Por último, los elementos geológicos fueron realizados e insertados por la empresa Phénomènes y los huesos por la empresa Cossima-Dasplet. 
Las obras duraron desde el verano de 2012 hasta marzo de 2015, y la Región Ródano-Alpes (14,7 M), el Departamento Ardèche (14,7 M), el Estado francés (12,2 M), Europa (9,9 M) y la sociedad Kléber Rossillon (3,5 M) invirtieron 55 millones de euros.

La Galería del Auriñaciense 

La Galería del Auriñaciense (centro de interpretación) es el segundo espacio cultural del yacimiento de la Neocueva Pont d’Arc. Este espacio de 800 m², complementario a la inmersión en la Neocueva, permite comprender mejor quienes eran los hombres y mujeres que vivieron en nuestro territorio hace 36 000 años. 

La escenografía realizada por la agencia Tempora gira alrededor de tres ejes:

  • ¿Quiénes eran nuestros antepasados prehistóricos? ¿De dónde venían? ¿Qué hacían? 
  • Ardèche hace 36 000 años: en esa época en la que la Tierra sufre un período glaciar, ¿cuál es la fisonomía de Ardèche y del paisaje que frecuentaban nuestros ancestros? 
  • El arte parietal, arte de los orígenes. La Neocueva de Pont d’Arc es el único lugar de Francia y uno de los pocos del mundo en los que se habla del arte que practicaban nuestros antepasados. ¿Cómo lo hicieron? ¿Cuáles eran sus técnicas pictóricas? ¿Cuáles eran los temas que trataban? ¿Qué sentido daban a su arte? 

Si quiere saber más sobre la historia sorprendente de esta creación, consulte: www.lacavernedupontdarc.org

Si quiere preparar la visita, visite:    www.lacavernedupontdarc.fr