Imagen ilustrativa
1
Descubra la cueva

El valle del Ardèche

Los yacimientos arqueológicos

En Ardèche, la mayoría de los yacimientos arqueológicos están ubicados en el sudeste del departamento. Esta distribución, que sigue hacia el sur por el departamento del Gard, se limita a las zonas de caliza vinculadas a la presencia de cavidades kársticas (cañones de los ríos Ardèche, Cèze y Gardon) y al valle del Ródano, con sus terrazas aluviales y sus depósitos de  lœss. En el Paleolítico superior, es evidente el contraste entre esta orilla del Ródano y la de enfrente, que está prácticamente vacía, lo mismo que pasa con la presencia de animales como por ejemplo el mamut. 

En el Auriñaciense

Durante el período Auriñaciense, hace entre 43 000 y 35 000 años, son escasos los hábitats documentados en Ardèche (abrigo Pécheurs, cueva Figuier) mientras que estos abundan en Languedoc (la Salpétrière, la Balauzière, Esquicho-Grapaou, la Laouza, etc.). Pasa lo mismo con los yacimientos de los períodos más antiguos del Gravetiense. Durante las fluctuaciones climáticas, y al contrario de lo que ocurre con las cuevas profundas como Chauvet, los rellenos de los porches rocosos y de los abrigos parecen haber registrado mejor los episodios fríos que los húmedos. 

Las cuevas decoradas 

A día de hoy se han registrado una veintena de cuevas decoradas en el cañón del Ardèche y sus alrededores,  en el valle del río Gardon (Baume-Latrone). En este conjunto de cuevas hay algunas de importancia (Ebbou, Oulen, Émilie, etc.) pero no se ha procedido a su datación, ya que no se les había dado prioridad hasta el hallazgo de la cueva Chauvet.